18 marzo, 2006

Tarde de Shopping ping ping... pong!


Ufffffffffffff!!! Acabo de llegar a casa completamente hecha unos zorros, con los pies doloridos, recalentados, magullados. Por si fuera poco, esta mañana salí de casa con un polo de cuello vuelto, un jersey y una chaqueta porque Mario Picazo dijo que el tiempo iba a cambiar y que no se qué masa de aire frío iba a entrar por no sé dónde y .... mentira cochina!. Ha hecho un calor tremendo. O por lo menos yo he tenido calor. Claro que después de haber corrido la maratón por todo el casco comercial de la ciudad, cualquiera no suda.

Y ¿qué he estado haciendo? pues comprar. Ultimamente parece que se ha puesto de moda (por lo menos por mi zona) que cada cierto tiempo los comercios saquen a la calle una selección de sus prendas o productos con unos más que interesantes descuentos en una especie de mercadillo en el que los ciudadanos puedan llevar a cabo sus "orgías de compras". Es un método que funciona , porque se pueden encontrar verdaderas gangas a poco olfato que se tenga. Aunque claro, también salen a la luz alguna que otra "reliquia" que no hay por dónde cogerlas. La clave está en madrugar y llegar pronto para pillar lo bueno.
Pero como buena curranta que soy, trabajo hasta los sábados por la mañana, y para cuando he llegado al mercadillo no quedaba ya gran cosa digna de ser comprada. Para no perder tiempo, me he desplazado hasta la ciudad nada más cerrar mi tienda, sin comer ni nada, y total para qué???? Pues para recorrerme toda la zona (que es muy extensa, por cierto) varias veces y acabar comprando un par de camisetas y un pantalón en la tienda de siempre!!!.
Nada, que no escarmiento. He llegado a casa agotada y hambrienta, pero bueno... las camisetas son chulas y el pantalón no me queda mal. ¡Algo es algo!

1 comentario:

__MARÍA__ dijo...

¡Como te comprendo!
Yo he tenido ropa que compré a la bulla porque estaban en oferta o de rebaja y después nunca me la he puesto.
Espero que disfrutes con tus camisetas y lo demás.
Un saludo