01 octubre, 2007

Aquellos locos vinilos



En estos días se conmemora la aparición en el mercado de los discos de vinilo. Aquellos entrañables vinilos de los que ya he hablado en otras ocasiones, con sus maravillosas carátulas tan impactantes (ya sabes que soy una fanática de las portadas de los discos) por su tamaño, sus surcos y su todo.

Fué desbancado por el coqueto CD, más pequeño, más brillante, mejor sonido (¿?) y que nunca se raya (ja ja ja).No niego que este invento sea más práctico, pero llámame nostálgica si quieres: los añoro!!

2 comentarios:

patri dijo...

si te dijera que atesoro...unos cuantos vinilos en casa, del último de la fila y queen....Un abrazo.

Lovely dijo...

¡Y si te digo que en casa nunca tuvimos tocadiscos?????? Es una de mis grandes frustraciones de la infancia. Eso no quita que yo me pasara horas muertas deambulando por las tiendas mirando portadas. Un vecino recibía en casa el catálogo "Discoplay" (de venta de discos por correo) y yo recortaba las portadas que más me gustaban y las de mis grupos favoritos del momento.

Los antiguos discos tienen algo mágico para mí.