23 julio, 2012

La Llamada



Empezó como un sentimiento
que creció
para convertirse en una esperanza,
que se tornó en un pensamiento callado,
que cambió hasta transformarse en una callada palabra.

Entonces esa palabra creció fuerte y fuerte,
hasta convertirse en un grito de batalla.
Volveré cuando me llames,
no hay necesidad de decir adiós.

 ...

 Escoge una estrella en el oscuro horizonte
 y sigue la luz.

Volverás cuando todo se acabe,
no hay necesidad de decir adiós.
Volverás cuando se acabe,
no necesitas decir adiós. 

 (Regina Spektor. The Call)

3 comentarios:

María A. Marín dijo...

Esa paloma al final dando a la vida una oportunidad, es el mejor reflejo de una buena disposición.
Espero que estés bien.

Besos

Lovely dijo...

Siempre hay que dar una oportunidad, o eso es lo que pienso.

Muchos besos para tí también.

coqui.- dijo...

..."se tornó en un pensamiento callado,
que cambió hasta transformarse en una callada palabra."
Me quedo con eso!.
Espero que este todo bien , Te espero.
Un beso Grande!