16 marzo, 2014

Norte y Sur: Ocho apellidos vascos (una jartá de apellidos)



El Norte y el Sur, el Ying y el Yang, los eternos opuestos y a la vez complementarios. Desde que el mundo es mundo siempre ha sido así.

Las diferencias culturales entre ambos , repletas de tópicos, siguen dando mucho juego. Una prueba de ello (mas allá de los chistes de Lepe o los de bilbaínos) la tenemos en el cine. Hace años ví la película francesa "Bienvenidos al Norte" y poco después una italiana titulada "Bienvenidos al Sur", ambas muy recomendables y divertidísimas aunque no estés  muy familiarizad@ con los tópicos culturales de dichos países.



Bueno, pues no contenta con las experiencias francesa e italiana esta semana me he lanzado a conocer la versión ibérica. Sí, pese a la machacona campaña publicitaria (que casi siempre me hace sospechar de la dudosa calidad del producto),  me he atrevido a arriesgar mis 8 eurazos y pagar una entrada para ver una película española!!!. Intrépida que es una.


Y he de decir que me ha sorprendido muy favorablemente. Vamos, que acudía yo con bastante temor y luego la cosa no ha estado nada mal. Me he reído muchísimo, que ya está bien. "Ocho apellidos vascos" me ha resultado una historia divertida, aunque un pelín descafeinada. Posiblemente se podría haber pulido mucho más el tema, pero lo podemos dejar pasar.

La sala estaba a tope de gente, y a la salida había una enorme cola de más gente que imagino han vuelto a llenar el aforo completo. Lo cual es algo casi insólito en los tiempos que corren y más para una peli española.
Claro que estando en Euskadi es normal, siendo una de las partes protagonistas de la historia. Supongo que en Andalucía habrá ocurrido tres cuartos de lo mismo, al ser la otra parte implicada.



Resumiendo: muchos tópicos pero con mucho sentido del humor. Entretenimiento, y muy buenas interpretaciones. 
Y el AMOR, que no conoce fronteras, ni tiene horarios ni fecha en el calendario.... y olé. 
Agur.

3 comentarios:

María dijo...

Gracias Lovely. Necesitaba saber tu impresión sobre esta peli.
Cuándo la vea te daré la opinión desde la otra parte del mapa.
Tienes razón, en lo que dices, los topicazos y los "ismos" hay que digerirlos con mucho humor.
¿Qué sería de mí si no me riera tanto?

Gracias y buen domingo.
¡Agur! ¡Condió!

malatesta dijo...

Yo también tenía mis reservas, por lo de la publicidad gratuita de la televisión coproductora de turno (en este caso Telecinco, creo).

Pero nada, si la recomiendas, habrá que ir a verla.

Cualquier excusa es buena para ir al cine, pero si es para reírse de uno mismo, mejor que mejor.

Besos desde el sur del sur.

malatesta dijo...

Ahí va la hostia, lo que he tardado en ver la película. Pero por fin la hemos visto y sí, coincido contigo en todo. La historia se podría haber afilado un poco, pero da un poco igual. Se trata de una excusa para reírse un poco de y con los tópicos.

Yo, que soy andaluz y he estado muchas veces en el País Vasco, conozco de primera mano el choque cultural que se experimenta la primera vez que se contacta con la otra parte. Pero como en la película, todo fue para bien :)