28 octubre, 2005

Reformas en el hogar

Uf, así a lo tonto me he pasado medio mes sin decir "esta boca es mía". Es que cuando una está ocupada, está ocupada de verdad.
Nada, que me he puesto a reformar unas cosillas. Todo empezó por mover una mesa de sitio. Esto me llevó a mover un sillón, la alfombra... y acabé redistribuyendo una habitación completa. Después decidí que un mueble quedaría mejor en otra habitación, así que tuve que desmontarlo, desplazarlo y volverlo a montar. Una vez en su nueva ubicación ví que el efecto que producía no era el deseado, pero viéndome sin fuerzas para volver a desmontar y montar, lo he dejado así.
En estos momentos tengo la casa patas arriba, con un montón de trastos por medio que ahora no sé dónde meter. ¿Tal vez el contenedor de la basura sea su lugar? Puede. Lo que siento son ganas de tirarlo todo, dejar las habitaciones vacías y volver a empezar de nuevo: cambiar los colores de las paredes, los modelos de las puertas.... es que me ha dado un ramalazo neurasténico de los míos, de esos que todo el mundo vuelve la cabeza silbando cuando me ve llegar,

4 comentarios:

Wanda dijo...

Jacinta hija, que a ver si te das cuenta y aprendes a distinguir el floorplane con tu casa de verdad por dió !!! Que en la vida no-virtual es mas dificil de mover los muebles y las paredes, no te has dao cuen ??????

Lovely dijo...

ayyyyyyyyyyyy, que más quisiera yo que todo fuese producto de mi imaginación!!!! por desgracia sí que me he dao cuen de lo difícil que es. Y estoy hasta el moño!!!!!!

Carlos dijo...

Jía, jía, jía, así empecé yo y terminé tirando 4 paredes, descubriendo vigas de madera y haciéndome un baño nuevo. XDDDDD

sroja dijo...

Yo quería tirar tres paredes de mi casa... pero es alquilada y no me dejan. ¡¡Buaaaaah!!

Lovely, tú tranquila. No hay nada más sano que el movimiento compulsivo de muebles. ^_____^

S.