01 noviembre, 2005

¡Truco o Trato!



¡De nuevo es Halloween!
No sé, amí esta fiesta siempre me ha dado mucha pereza. Es tan trabajoso vaciar la calabaza.... pones la cocina perdida y ¿ luego para qué?? si total, la fiesta es solo un día. Y luego el rollo ese de salir disfrazada de algo fantasmagórico. Bueno, eso se me da mejor porque tampoco tengo que esforzarme mucho, simplemente realzo mis ojeras naturales, no me paso las planchas por el pelo, me pinto las uñas de negro y... voi-lá!! Asusto a cualquiera.

Y lo de pedir caramelos??? Hombre, por favor, a mi edad. Nada, que eso tampoco lo he hecho nunca. Como mucho un año en plena locura halloweenera un hombre lobo me ofreció un trato a cambio de que yo le hiciera un truco. Y le mandé a freír espárragos. Faltaría más.

Nada, nada, que prefiero quedarme en casita leyendo las leyendas de Bécquer, que también acojonan lo suyo:

".... las ánimas del monte comenzarán ahora a levantar sus amarillentos cráneos de entre las malezas que cubren sus fosas... ¡Las ánimas! cuya sola vista puede helar de horror la sangre del más valiente, tornar sus cabellos blancos o arrebatarlo en el torbellino de su fantástica carrera como una hoja que arrastra el viento sin que sepa a dónde."

1 comentario:

sroja dijo...

¿Pero en tu pueblo salís a pedir caramelos? Me imagino a mí misma paseando con una sábana por Barcelona y pidiendo caramelos... ¡¡vamos, que con las nuevas ordenanzas me detenían por mendicidad insistente!

^_______^


Un besazo, guapísima.


S.