22 octubre, 2006

Con unos años más....


Con unos años más...como Barbie Serás, decía la cancioncilla del anuncio con el que nos comían el cerebro.

Nunca me gustó Barbie. Siempre la ví esquelética, y muy poca cosa. Eso sí, en complementos no la ganaba nadie. Tampoco en vestuario, repertorio de profesiones, familia, amigas, novio... No le faltaba de nada a la chica.
Me pregunto si aquellas niñas que aspiraban a ser futuras Barbies han conseguido hoy su objetivo. Porque reconozcamos que nos puso el listón muy alto: varias carreras universitarias (medicina, veterinaria..), top model, estrella del pop, ejecutiva, bailarina, hada del bosque, amazona, princesa, con cochazo, caravana, caniche, caballo,un novio cachas, modelazos exclusivos de los mejores diseñadores (el lema "antes muerta que sencilla" lo inventó ella) y una sonrisa que no se le borra de la cara jamás. ¡Como para no sonreir!. Claro que cuando nació tenía una cara de sota....


Ahora es una cuarentona muy bien conservada (coetánea de Ana Obregón, que es la Barbie -geriátrica- por excelencia) que ha sabido modificar su aspecto con el paso de los años adaptándolo a las modas y gustos de cada época. Solo tengo una duda que me corroe: ¿Por qué nunca hicieron una Barbie Hippie, o sexadora de pollos, o empleada del hogar?.

13 comentarios:

Lovely dijo...

Por cierto, la primera ilustración es una obra de Mark Ryden. Aquí teneis la dirección de su página para que flipeis un poquito con su obra:

http://www.markryden.com/

Beatriz dijo...

Pues porque nadie quiere ser una empleada del hogar, ni sexadora de pollos. Mejor ser guapa, ir a la moda, ser sexy, tener novio cachas, caniche, ser princesa, amazona, ...

Lunaria dijo...

Bueno pues como viene al caso, un chistecillo de la famosa muñeca.

Entra un hombre en una tienda y pregunta por los precios de las barbies.
El vendedor le explica que la veterinaria vale 20 euros, la amazonas 20 también y todas las demás, menos la divorciada que vale 100.
El hombre se queda pensando el por qué un precio tan caro, a lo que el vendedor le reponde:
"Es que la barbie divorciada viene, con la casa de Ken, el coche de Kent, el dinero de Ken y hasta el amigo de Ken".
Bueno, que no se me enfade nadie, que es sólo un chistecillo.

Besitos.

JB dijo...

Lovely, si estoy a tiempo... me pido la Barbie octogenaria. Plagada de anécdotas, buen humor, menos esquelética, con sus gafitas progresivas. Larga y sabia conversadora. Vamos una pasada!

Mientras alcanza esa edad... mmmmm me conformaría con ciber-barbie! ;)

lunaria: el pobre que compre a la "B-divorciada"... hará subir su cotización, por melón!!

B-santita??? Es que ya no saben que koño hacer??? Grrrr ;)

B-sos "e"

Wändä dijo...

Yo no tuve nunca una barbie, debo de ser de las pocas que se conformaban con algun pseudonimo de dicha muñeca. La mía la sentaba y se le quedaban las piernas estiradas, no tenían rodillas vamos. De lo único que me servían esas muñecas era para desarrollar mi imaginación, y me daba igual si no se doblaban las rodillas o no las podía maquillar, la verdad es que terminaban todas pintadas con boligrafo y con las rotulas deformadas ;0P

Wändä dijo...

Ahh y la mía por supuesto que era hippie, menudas trencitas con flores que le hacía !! Por no hablar de los vestiditos que yo misma les cosía con restos de trapos. Joer, si que desorrollé la imaginación con mis juguetes si.

Blanca dijo...

Hola guapa!!! Creo que tenemos muchas cosas en común, de pequeña nunca me gustó la Barbie, eso de no poder abrazar a mi muñeca no era para mi, recuerdo de amigas que la tenían y a mi me parecía como un palo, más para agarrarla por los pelos o por los pies, nada, nada, se ve que por no aspirar a ser como ella así me va... pero yo me lo tomo con filosofía ;-))
Muchos besos.

Bohemia dijo...

Una vez leí que sería imposible ser una barbie a tamaño natural porque anda muy descompensada...De cualqueir forma yo soy de la era de la Nancy, esa muñequita si que me hizo disfrutar en mi infancia, la peinaba, pelaba, vestía, maquillaba, le hacía vestiditos y la tenía a la moda...aunque no tenía tantos complementos, también tenía sus cosillas...

Un beso

malatesta dijo...

Es lo malo de llevar tanto tiempo con la misma persona: ¡te pisa los chistes!.
Mi caso es distinto, ya sabes, otro sexo, otros juguetes. Me pregunto: ¿habré terminado como un clic de Famobil? Al menos aún puedo doblar las rodillas, menos mal...

Lovely dijo...

jijijiji, la mía también era la Nancy. De hecho todavía lo es. Ejem, no es por nada pero aún la conservo y tengo vestiditos y todo.....

Sade dijo...

A mi es que la Barbie nunca me moló la verdad... que me gusta mucho más la Mariquita Pérez... a ver si algún dia nos deleitas con algun post de esa muñeca legendaria en España.
Besossssssssss

Hairblue dijo...

Por suerte estoy familiarizado con la obra de Ryden y con la historia de Barbie, porque tengo una hermana pseudocoleccionista. No me disgusta la chica aunque yo tenga un espíritu más Bratz, para qué negarlo.

patri dijo...

Pues yo prefiero la Nancy, de toda la vida.!!!! Eso, sí era mala malísima pues su pelo lo pintaba, lo cortaba y me regalaban varias pues yo de chica era un poco trasto. Ea, o la Mariquita Pérez. Un besote