14 abril, 2007

El invento del siglo XX: TUPPERWARE!!!



Como cada vez que se aproxima el fín de semana, me da por escribir sobre temas gastronónmicos (¿Por qué será? ¿tánto se nota que el "finde" me entrego por entero al comercio y al bebercio??). Pero en esta ocasión no te quiero abrumar con otra de mis exquisitas recetas, sino más bien ensalzar a ese sufrido y utilísimo accesorio de cocina que no falta en ninguna casa que se precie: el Tupperware.

Pues sí. ¿Dónde si no ibas a traerte a casa las deliciosas albóndigas que hace tu madre?, ¿Esas croquetas caseras de pollo, jamón o bacalao que a ella le salen tan bién, y en cambio con las tuyas se podría hacer mortero romano???.


A parte de ser utilísimos tanto en la cocina como para muchísimas otras cosas, los tupper, o como les decimos en mi pueblo, los taper, han sido una de las piedras angulares de la interactuación humana. Gracias a ellos (y por supuesto a "Dín-Don, AVON llama a su puerta (*)) se fomentaron las reuniones vecinales de amas de casa que intercambiaban truquillos de cocina y recetas y pasaban a ser miembros de esa secta de abducidas amas de casa adictas al colorido de toda la variada gama de tupperware.
Por desgracia, los días de gloria de esta marca están tocando a su fín y ya no se lleva lo de las reuniones en casa de la Mari para conocer los nuevos envases y de paso cotillear sobre lo feas que son sus cortinas.



Recuerdo una época en la que a causa de una de esas reuniones mi madre sintió la necesidad imperiosa de comprarse una yogurtera de dicha marca. A partir de ese momento y debido a su euforia, en casa no se comía otra cosa que yogures naturales caseros elaborados en la dichosa yogurtera. Más tarde fué mejorando la técnica y también nos los hacía de chocolate (era cola-cao), fresa y otros sabores. Pero nosotros, sus ingratos hijos, seguíamos prefieirendo los Yoplait o los Danone (donde además te regalaban cromos!!).

Siempre ha despertado mi admiración la gente que come todo natural, hecho en casa. A mí no me va nada lo precocinado, pero los yogures que no me los toquen. Para el resto siempre están los tupper de mamá, que nunca fallan.



(*) Próximamente un interesantísimo monográfico sobre AVON

10 comentarios:

nancicomansi dijo...

Siiii! mi mamá también cayó en las "garras de esta especie de "secta" del plástico-cocineríl...recuerdo los envases de color rosa palo y amarillo "pollito"...
Digo yo que estarán de capa caida por los dichosos "chinos", que venden también envases de esos, y además super-económicos...

Casi dijo...

Ja ja ja, ves estas entradas son las que yo decía y echo de menos espero seguir viéndolas, duplícalas mujer aun que sea y si no tendrá que la montaña ir a Mahoma, ja ja, yo las recuerdo también a mi madre le encantaba organizarlas en mi casa y yo esperaba ansioso los sorteos que hacían haber si me tocaba un llavero replica de un taper pequeñito o un bolígrafo con publicidad de la marca. Todavía hoy he hecho ensaladilla en una de aquellas adquisiciones de mami no se donde diablos esta la tapa pero para mezclar las patatas, bonito , huevo y demás va genial.
Eres genial me encanta recordar con tus entradas, otro abrazo y mas bonitos recuerdos, Casi

Seoman dijo...

Esas reuniones que se hacian en casa de una para mostrar todo el repaertorio de tappers, .... Impagables...
Siempre recordandonos el pasado, como difruto Retro...Saludos

Tony S. Flashman dijo...

Que vintage la publicidad de estos tupperwares!

Como han evolucionado hasta llegar al que ahora uso en trabajo ocasionalmente.

Bohemia dijo...

Cuando mi madre me decía que iba a una reunión del tupperware me daba un poco de yuyu, y si me la captaban, me sonaba de los más sospechoso...Siempre volvía a casa con cualquier cosita...

Esperaré expectante el próximo post de "avón llama a tu puerta"

Besos

__MARÍA__ dijo...

Los taper han ayudado mucho a estudiantes y mujeres que trabajamos, pero también han hecho que más de una tenga que hacer obras en la cocina para poder meter tanto "chisme" a veces nunca utilizado.
Como siempre tus entradas son encantadoras.
Un beso ciber pero no plastificado

patri dijo...

ja..ja..ahora se estila otro tipo de reuniones, je..je...objetos de placer a la carta, reciente me invitaron a una de ellas, je, si al final me animo les cuento.

Nada con los tupper de toda la vida.

Hairblue dijo...

Reconozco que mi mamá hizo reuniones tupperware... oh!!

Lovely dijo...

Ay Patri, cuenta, cuenta, que me corroe la curiosidad....

JB dijo...

@ Lovely, eres traviesa como tu SOLA! Sólo comentas cuando hay motivo "principal"... ;D

komo vèrhas me é apuntao a un vasko-kurso de 33 dias a_trope_llado_Oh!

Me ha encantado el post, congratulations BABY!

Mi madre jamás los utilizó y tiene 3 en casa de reaglo del súper! A mi los que me gustaban eran los de mi amigo Felipe... con los restos de la cena de caza! Nos comíamos como 3 platos, de venado, jabalí o de rural-bicho que se terciare y las sobras para el desayuno! ;D

Una cosa, fonéticamente pronuncias táper o taper? ;D

Besos reppuT!