19 noviembre, 2010

El Truco del almendruco



¿Agobiad@ en el trabajo?. ¿Tu jefe te presiona?. ¿Tus clientes te presionan?. ¿Los bancos de extrangulan?. ¡Nunca mais!. Ni se te ocurra consentirlo.
Si quieres cambiar las noches de insomnio y el look de trabajador@ oprimid@ por una imagen lozana, positiva, triunfadora y despreocupada, sigue este consejo. No, no se trata de uno de los burdos truquillos de belleza de Carmen Sevilla (estirandonos las arrugas de preocupación con un esparadrapo no conseguiríamos nada excepto unos ojos achinados y una mueca como de asco y dolor todojunto. No nos interesa). El secreto , la piedra angular de nuestro éxito es esta.

Concéntrate. Mírate a los ojos (sale mejor con un espejo delante) y pronuncia este mantra:

"Mi trabajo es un refugio de Paz. Bendigo mi trabajo con amor. Pongo amor en todos los rincones y mi trabajo me responde con afecto y consuelo. Estoy en Paz".
Procura no reirte, te lo tienes que creer.
Repite tantas veces como sea necesario hasta que comiences a levitar unos 10 centímetros sobre el suelo. Después todo es coser y cantar.

-----------
Fuente: Louise L. Hay. "Afirmaciones. Cómo usar afirmaciones para cambiar tu vida". Editorial Urano.

Lo que hay que leer!

7 comentarios:

Wanda◦○ dijo...

jajajajajajajajajaaa
Te tengo dicho que los libros de auto-ayuda son un timo !! Solo sirven para subir la autoestima del que lo escribiera jajajajajaaaa
Prefiero usar el mantra que tenga más a mano y oye, de vez en cuando un "nopuedocontodaestapandadeaburridosdelavida" tambien aporta su paz interior jajajajajaa

Lovely dijo...

Sí, bueno, yo a ésto no lo llamaría un libro de autoayuda , pero bueno...

María dijo...

El que seguro se ha quedado en paz es el que publicó el mantra.
Yo tenía otro cuando estaba trabajando: "mijefeesunhijoputaynomellegaalasueladeloszapatos"
Así me iba...

Besos y buen finde.

Truely dijo...

Hola Lovely:
Quisiera saber si el Manual que te dan para montar tu propio mueble puede considerarse de Autoayuda.

Otra cosa que me abruma es mi abuela Lola, ya te hablé de ella, ¿recuerdas?, Géminis, sí, la de las "antxoguillas", ja ja ja, qué recuerdos marineros, pues nada chica, a otra que le da por leer libros de Autoayuda, vaya nombre, no sé porqué añaden el "Auto" a la Ayuda. ¿Qué le puedo decir? ¿Qué puedo hacer?

Libros como de todo hay buenos y hay malos, cojas la especialidad o el género que quieras. Louis L.Hay, o como se escriba, puede haber vendido millones de ejemplares, pero ahí queda la cosa, en un refugio de paz para quien le es muy sencillo conseguirla.

Otros libros, sin embargo, te conectan neuronas que las tenías desconectadas, o se te ilumina una nueva idea, o te hacen ver el mundo de distinto modo, o te hacen percibirte a tí mismo como si fueras otra persona, o simplemente te ha enseñado lo que sabías pero lo tenías olvidado.

Una novela, un libro de Matemáticas como de hacer cruzadas y crucigramas, son libros de Autoayuda, ¿no es así queridísima Lovely?. Ambos te ayudan a algo, te gusten como no.

Bueno querida, estoy nerviosísimo, espero tu respuesta pa la tarda a más a más tardar.

Adeu,
todo se lo debemos a Deu

Ah, y recuerdos del Sr Winson.

Lovely dijo...

Queridísimo amigo, tú, el de los nervios:

Tantas preguntas me haces al mismo tiempo que me aturullo.Se me ha puesto el flequillos en punta. Vayamos por partes.

1- Un manual para montar un mueble,o para sintonizar el TDT, o para programar la lavadora o para todo lo que haga falta un manual, es sin duda un libro de ayuda. Lo de "Auto" siempre me pregunto yo pa qué lo ponen, porque a menos que tengamos a un técnico con nosotros a la hora de montar el mueble o programar la lavadora etc etc (creo que ha quedado claro antes), es decir, si estamos solos ante el peligro, hagamos lo que hagamos siempre será "auto", es decir por nuestra cuenta.

2- Recuerdos a tu abuela Lola!. qué entrañable mujer. Creo que tu pregunta queda resuelta en el punto 1.

3- Efectivamente, hay mas libros de autoayuda que placton en el mar. Por cierto, sabías que el 90 % del placton proviene del semen de los grandes cetáceos?? ¿no lo sabías? pues lo aprendí en un libro de autoayuda.
Mamma Louisse L. Hay ha vendido millones de libros de autoayuda en el mundo. Digo yo que a alguien le habrá ayudado a algo, aunque sea a calzar la pata de una mesa con el libro. Pero no se si me atrevería a recomendársela ni a tu abuela Lola. Más le ayudaría ,creo , un libro de recetas para antxoguillas.

4- Los libros de matemáticas también son de autoayuda, aunque en ocasiones te ayuden a volverte loco. A mí las matematicas me traen por la calle de la amargura, así son casi un tema tabú. Prefiero las cruzadas, dónde va a parar. Ésas sí que me ayudan a ordenarme la mente, mientras ordeno y encajo palabras. ¿qué perfeccción! en una cruzada todo encaja como un puzzle sideral. Solo hace falta un poco de paciencia y buena vista. Y el vocabulario que se aprende!. Genial.

5- Por cierto, una pregunta que ahora mimo me formulo a mí misma: ¿qué me dices de las personas de autoayuda?? Porque muchas personas son incluso mejor que un libro de autoayuda o de lo que sea. Reivindico públicamente a las personas de autoayuda y exijo que se declaren patrimonio de la humanidad como el flamenco y los castels. He dicho.

6- ¿Por dónde íbamos? Es que con tanto punto creo que me he liado un poco.

Espero haber respondido a todas tus preguntas y haber solucionado tus dudas y haber calmado tus nervios. Si algo ha quedado en el tintero ya te lo escribiré en otro momento. En el último libro de autoayuda que leí no explicaban bien cómo sacar tiempo de donde no lo hay para atender a clientes y responder dudas de amables interlocutores.

El señor Winson queda saludado.

Truely dijo...

Gracias Lovely.

!!Qué haría sin tu autoayuda¡¡

இலை Bohemia இலை dijo...

Eso funciona para las que no somos ni cantantes, ni costureras????
Como dices que después todo es coser y cantar...

:)))

Bss