11 junio, 2013

Crónicas Marcianas

        

 
E-o-e Aleluya, pronto viviremos en la luna,
 
Eso decía una canción de Victor Manuel.
 
Y en la luna no lo sé, pero a lo mejor en poco tiempo nos vemos viviendo en Marte, fíjate, quién nos lo iba a decir!

Parece ser que en cosa de diez añitos habrá montada una colonia habitable en el planeta Rojo, que se irá poblando cada dos años con nuevos habitantes. Solo el primer viaje ya costará la friolera de 6.000 millones de dólares, y los siguientes 4.000 millones cada uno. Casi ná!

Y digo yo si no habrá otra cosa mejor donde emplear ese dinero. Me parece una vergüenza que estando como están las cosas nos gastemos una pasta en excursiones por el espacio sideral.

Viaje con nosotros a mil y un lugar...

Otra cosa que me pregunto es qué tipo de persona está dispuesta a apuntarse a esta aventura, cuando lo único cierto que hay es que nadie podrá volver jamás.... solo pensarlo me entran sudores fríos. Conmigo que no cuenten para nada!, a mí no se me ha perdido nada en aquellas lejanas, rojas y monótonas  latitudes. Me quedo con mi Planeta azul, con su capita de ozono y su oxígeno más o menos respirable.

Y para colmo la principal forma de financiación de este disparatado proyecto es convertirlo en una especie de reality-show , un Gran Hermano marciano retransmitido a escala mundial. ¡La que se va a liar!
De juzgado de guardia me parece todo esto.

 


    

3 comentarios:

Lunaria dijo...

Totalmente de acuerdo. Ya ves cómo está el patio. Mucho morro es lo que tienen algunos.

malatesta dijo...

Cierto. Aunque al ritmo al que nos estamos cargando este planeta, me da que o se inicia una colonia en otro, o se extingue la especie.

இலை Bohemia இலை dijo...

Casualmente he escuchado sobre ello esta mañana en la radio, lo que me ha flipado es que hay once españoles que se han apuntado a la aventura para ver si son escogidos y el caso es que es un viaje sin retorno...se van pero es para siempre...madre de Dios, yo me quedo aquí en la Tierra, con las terrazas, las cervecitas, la rutina del trabajo, los amigos, la familia, me quedo con las cosas buenas y malas de este planeta...que a marte...lo ame otro...yo me quedo en mi puntito azul...