11 julio, 2007

Sintiendo tu perfume embriagador


El buen tiempo es lo que tiene: que hace calorcito, la gente suda más y lleva menos ropa. ¿Consecuencia? que aromas sospechosos que en invierno permanecen ocultos bajo gruesos jerseys o cálidos abrigos afloran por doquier y asaltan tu pituitaria a traición al doblar cualquier esquina.

No pretendo ser desagradable, pero reconoce que el pestuzo que desprenden algunos miembros de la especie humana tira de espaldas. Yo comprendo que cuando se está realizando un trabajo que conlleva cierto esfuerzo físico, el cuerpo suda. Pero precisamente por ello debe ponerse especial cuidado en la higiene diaria. Aunque solo sea por educación y respeto al resto de personas que se ven obligadas a compartir un espacio (muchas veces reducido) con un sujeto sudoroso.

Yo es que me pongo mala de verdad. Todas las semanas viene a mi tienda un repartidor de una conocida agencia de transportes que no mencionaré. Como en estas fechas hay mucho trabajo y recibo más mercancía, viene más veces. Pues bien, da igual que sea lunes, o miércoles o viernes, que este chico (muy majo él) deja el ambiente impregnado de una intensa esencia: Eau de Sobac. Y el puñetero aroma persiste y no se va ni con ráfagas indiscriminadas de ambientador. Para mí que, a parte del problema que este hombre pueda tener con la hiperactividad de sus glándulas sudoríparas, tiene otro enorme problema con la ducha (no deben de ser compatibles), con la lavadora (a lo mejor no le funciona)y con su pareja, amigos o familia: o bien no los tiene, o bien les ha anulado por completo el sentido del olfato. Porque vaya tela.
Y este es solo un ejemplo, porque ¿qué me dices de la sinfonía de olores que se condensa dentro de un autobús en hora punta, o en un vagón de metro???. Ufff, no lo quiero ni pensar. Voy corriendo a darme un chute de Heno de Pravia!!!!

Bombchickawahwahhh!!!!

3 comentarios:

nancicomansi dijo...

Mira, es un tema que nunca entenderé y realmente es irritante...a mi me parece una falta de educación, una desfachatez inmensa, un no se que....¡Si es que a uno mismo tendría que ofenderle su propio "arome sauvaje"!!!!
Es una bofetada contundente al sentido del olfato, y lo más curioso es eso que tu dices de ese chico, que no es puntual, lo "arrastra" con él dia si y dia también...
No me creo tenga familia...

mi más sincera empatía para contigo en este tema...un abrazo fuertísimo con aroma a "eau de Rochas"...

xtco dijo...

recuerdas aquello del inolvidable Gila que decía... "¿alguien ha matado a alguien...?, yo conozco gente a la que siempre estoy tentado decir... "¿alguien no se ha duchado? ¿alguien no sabe que existe el desodorante?..." por no llamarles "cerd@s" directamente... jajajaja
bxcx

Athos dijo...

Una auténtica agresión a la sensibilidad olfativa!
Y si se intenta enmascarar con intensos perfumes...URGGHH, eso ya es terrorismo puro y duro