08 mayo, 2008

Absolutamente felina



A veces Como una gatita que necesita caricias y ronronea sobre tu regazo.
O permaneciendo absorta largos ratos observando... nada.
Y persiguiendo un reflejo en la pared aun sabiendo que solo es un reflejo, que no existe y que nunca lo podré atrapar.
Siempre buscando el calorcito y dejándome acariciar por los rayos del sol al atardecer.
Conservando mi independencia aun sabiendo que tengo dueño.
A veces la más soberbia y a la vez la más sumisa.
Capaz de entregarte todo mi cariño y capaz de arañarte el corazón si me hieres.
Deseando tus caricias.
Comiendo de tu mano pero bebiendo en los arroyos.
Marcando mi territorio.
Defendiendo lo mío con uñas y garras.
Te hago silenciosa compañía cuando no quieres hablar y solo necesitas sentir que estoy contigo pase lo que pase.
Llamando tu atención para que juegues conmigo cuando tengo ganas (tírame la pelotita, anda!)
Arqueando mi lomo ante los enemigos y enfrentándome a todo por grande que sea.
A veces me siento pequeñita, indefensa.
Pero también pantera, tigresa, capaz de devorarte.
Caliente, como la gata sobre el tejado de zinc. Mojada como la gata bajo la lluvia, Triste y azul (la gata que está..). Felíz como la de Chesire. Impetusosa como la fiera de mi niña.
Sé curarme a mí misma, lamiendome las heridas. Aunque no puedo evitar maullar para llamar tu atención.
Matando por mis cachorros si los tuviera.
Subiéndome al árbol más alto sin mirar atrás, y sin pensar en cómo bajar después.
Ocupando tu lado de la cama.
Mirando la luna cada noche.






2 comentarios:

Patri dijo...

buf..buf..buf...y el ´numerito dela once no te lo sabes?, acabas de describir un mucho de lo que siento ahora...

Winnie dijo...

Que decir de esa gatuvela! que película! Para mi una de las mejores! por lo menos una de las que más me hace emocionarme... y tus palabritas siempre tan acertadas y entrañablemente equanimes.
Escribes lindo, lo sabes no?