12 mayo, 2008

Love is...



Lunes por la mañana. Pocas ganas de escribir. Pero como dice el proverbio "Una imagen vale más que mil palabras" así que aquí te dejo una bonita recopilación de pensamientos sobre el amor, que tan de moda estuvieron hace siglos. Seguro que te acuerdas!. Yo los coleccionaba... Y también me preguntaba ¿por qué siempre van en bolas estos dos???









9 comentarios:

Wanda◦○ dijo...

Que entrañables dibujos, es verdad que todos crecimos con estas básicas enseñanzas donde amor significaba no decir nunca lo siento ... que cosas.
Y lo de ir en pelotas se me ocurren varias opciones pero seguro que más que nada lo hacían para ahorrarse los colores para la siguiente viñeta, eran así de escatimadores ;0P

Caroline Macedo dijo...

Que lindinho!

Caroline Macedo dijo...

Gracias a tú comentario y visita.
Encanta.

Lovely dijo...

No hay de qué, Caroline, fue un placer visitar tu blog.

Wandita!!!! qué tiernos los muñequitos éstos, eh?? Jajajaj, debo reconocer que siempre me parecieron un poco repelentes, pero era la moda, hija. Ahora hasta me hacen gracia, fíjate.

Beatriz V.P. dijo...

Qué recuerdos!! se me habían borrado de la cabeza estos muñequitos :) muy buena la reflexión de la desnudez, ja, ja!!

Patri dijo...

me siguen pareciendo repelentes, además..estoy en el mismo proceso que hablamos ...y cualquier cosa parecido a lo que estoy viendo, me da repeluz, busco ánimo para escribirte y contarte. Beso fuerte y ánimo para ti también

Winnie dijo...

Pues no las recuerdo! pero me parece lindisimas! voy a copiarlas y a hacerme un poster... jejejje. Aunque creo que son demasiado oníricos estos pensamientos de amor. Venga! hoy voy a ser romántica! voy a pensar que todo es posible!.
Muaks

Lovely dijo...

L'Amour, L'amour, Oh, la la!! qué tendrá que nos vuelve completamente idiotas??? Pero lo felíz que se siente un@ estando idiotizad@... Jajajaja.

Bohemia dijo...

ay que recuerdillos me has traido con esas imagenes, yo tenía tropecientas mil cartitas de esas y me encantaba mirarlas, no por los mensajes tan cursis si no por los muñequitos que me parecían encantadores.

Besorrios