02 marzo, 2007

Con las manos en la masa


Continuando con esta racha de inaugurar nuevas e interesantísimas secciones he decidido abrir otra más. Porque no me parece justo que tanta sabiduría culinaria esté concentrada en una sola persona, y dado mi carácter generoso por naturaleza, he decidio compartir mis conocimientos contigo en este rinconcito: Cocinando con Lovely.
He aquí mi primera receta:

MOUSSE DE MELÓN

La mousse de Melón es un delicioso y nutritivo plato con el que deslumbrar a tus invitados o por qué no, disfrutarlo tú mism@.
Es de muy fácil elaboración y tiene la ventaja de que se puede servir lo mismo como postre que como plato unico, sobre todo si ponemos raciones como la que ves en la foto. De esta forma ahorramos esfuerzo, tiempo y dinero. Este es uno de mis pequeños truquillos (ya iré enseñándote más).

Ingredientes:
- 2 melones maduros
- 1 martillo u otro objeto contundente
- 1 cuchillo melonero
- Una superficie dura y lisa.
- una botella de cava o sidra el gaitero (al gusto de cada cual)
- Un periódico del día anterior.
Elaboración:
Se cogen los melones y con sumo cuidado se pelan con el cuchillo melonero previamente bien afilado. Una vez eliminada toda la piel de las frutas, la reservamos para hacer una mascarilla facial superhidratante. Esto lo explicaré otro día, ahora vamos al meollo de la receta.
En la superficie dura y lisa, que puede ser la mesa de la cocina mismamente, se pone melón (recomiendo proteger la mesa). Cogemos el periódico del día anteior y lo extendemos por todo el suelo de la cocina a fín de ahorrarnos la limpieza posterior (los restos de fruta se adhieren a los rincones y son difíciles de quitar). Con el martillo vamos propinando golpes secos a cada melón hasta desmigarlos lo máximo posible. Por eso es importante que estén maduros, la tarea se facilita bastante. Si vemos que nos cuesta, hacemos una pausa y ahora es el momento de descorchar el cava y darnos un homenaje por el esfuerzo realizado. Salud!
Una vez desmenuzada toda la pulpa se traslada a una fuente y se hace una montañita con las manos. También se puede utilizar un molde (si no tienes nada a mano, sirve un cubo de playa). Para darle el toque de gracia se vierte el cava o la bebida elegida por encima y voila! Ya tenemos nuestro plato preparado.
Para acompañar sugiero unos buenos tazones de café solo, como los de la foto. No olvides que el café estimula y no hay nada mejor después de una copiosa comida que una sobremesa con comensales bien estimulados.
Y a fumar al balcón, hombre ya!!!

8 comentarios:

Lovely dijo...

¿No te parece de lo más apetitoso?? Yo es que veo la foto y se me revuelven los jugos gástricos que pa qué te cuento.

Beatriz dijo...

Jajaja

Lunaria dijo...

Vaya, vaya con la recetita! Bueno, la uniré a mi recetario pero no te prometo que la haga eh!

JB dijo...

Lovely, abriendo secciones nuevas??? Zor-prendido me dejas! Bon profit!

Bohemia dijo...

Jo...soy alergica al melón...pero igualmente he disfrutado con la lectura de la receta...

Un beso preciosa

Lovely dijo...

Cómo siento lo de tu alergia Bohemia!!! No sabes lo que te pierdes. Esto es lo más!!!

Lunaria, lo tienes que probar, en serio. Sorprenderás jijiji.

Bea, al menos veo que te ha entretenido un poco. Ya sé que no soy Arguiñano, pero bueno....

Y JB, pues sí, debe de ser que llega la primavera y me apetece estrenar cosas. Me pasa como con la ropa. Qué le vamos a hacer!

malatesta dijo...

Ja, ja, ja, muy bueno el texto. Y la receta, que es de las que me gustan, que hasta un idiota integral para la cocina como yo puede disfrutar. Ya estoy deseando que sea el tiempo del melón para liarme a mamporros con uno. Lo agusto que me voy a quedar.
Por cierto, buena selección musical. Cuando escuché esta canción por primera vez me descojoné. La tía muy modosita, la-la-la-la por aquí y por allá y de lo que está hablando es de lo buenos que son los polvos con el novio, je, je.

patri dijo...

y de calorías...como andamos??? un beso