18 diciembre, 2012

De aquellos barros, este lodazal

 
A mediados de los años 60 en los Estados Unidos de América si eras niña lo que más molaba era pedirle a Santa Claus una Barbie Malibou, y si eras un machote un buen rifle. Los había de todos los calibres y tamaños, para cualquier edad (de 0 a 99 años, como los juegos reunidos Geyper).
 
 
Así que medio siglo después aquí estamos, con la mayor tragedia escolar de la historia en Newton, Connecticut. Y el que quiera entender, que entienda.
 

2 comentarios:

malatesta dijo...

El anuncio que nos traes hoy es una muestra palpable de que las armas en los EEUU forman parte inherente de su cultura. Para explicarlo siempre se recuerda cómo nació esta nación, a base de pioneros armados hasta los dientes en la frontera de la civilización.
Sí, muy bien, pero de eso han pasado ya dos siglos. ¿Cuándo se van a civilizar del todo? ¿Cuántas vidas tendrán que pagar por el precio de su "derecho a la autodefensa"?

María A. Marín dijo...

Exactamente, tú lo has dicho, un lodazal.
¿Qué puñetas tendrá que ver llevar un arma en los Estados Unidos de 1787 con los de hoy en día?
Pues nada, a seguir con su derecho a sacar un rifle y matar a unos pocos.
Y además el que ha cometido los 28 asesinatos, tenía una minusvalía que el sistema sanitario yanki no contempla curar a no ser que seas rico...¿te suena hacia dónde vamos en España con la salud privada?

¡Ángelitos inocentes!